UTA junto CIAM entregan los primeros resultados del proyecto de I+D que busca obtener una solución tecnológica de bajo costo que optimizara parámetros de cultivo para la engorda de Seriola lalandi

nota-02La acuicultura con un mercado de gran dimensión global y crecimiento sostenido se proyecta como una interesante opción para satisfacer la creciente demanda por pescado tanto a nivel nacional como internacional.

La tendencia creciente de la población lleva a predecir un aumento sostenido en la demanda de productos acuícolas. Se suma a lo anterior, las ventajas comparativas que presenta Chile para desarrollar la actividad de manera productiva  (características oceanográficas y climáticas, costos competitivos, conocimiento acumulado, entre otros).  En ese contexto el Estado de Chile ha definido, que para mantener altas tasas de crecimiento y consolidar al país como líder mundial del sector, es importante diversificar sobre nuevas especies en cultivo, capturar nuevas oportunidades de mercado, ocupar espacios geográficos más amplios (en la costa chilena y sus recursos hídricos) y complementar la oferta actual de productos de origen acuícola1.

En los últimos años, Chile ha estado gestando y desarrollando proyectos de investigación dirigidos a la acuicultura de peces marinos de importancia comercial. En este contexto, el Programa de Diversificación de la Acuicultura Chilena (PDACH)2 busca contribuir al desarrollo de nuevas industrias organizadas alrededor del cultivo y comercialización de peces marinos de alto potencial exportador. El  PDACH identificó en el dorado (Seriola lalandi) un recurso con potencial  para la zona norte del País. El interés por el cultivo del recurso, a nivel nacional e internacional, está dado por su rápido crecimiento, su adaptación a condiciones de cultivo y su alto valor comercial (sobre 16 US$ kilo).

Durante la última década diversas instituciones han desarrollado investigaciones en torno al dorado (Universidad de Antofagasta, Fundación Chile, Acuinor S.A., Universidad Católica del Norte y recientemente Universidad de Tarapacá). Sin embargo, el avance tecnológico alcanzado no logra generar una condición favorable a la inversión, aún persisten desafíos importantes de abordar para cerrar el ciclo productivo de Seriola lalandi en nuestro País.

La solución tecnológica obtenida comprende dos componentes esenciales:

1.-La unidad de cultivo de SAR: A partir de la conformación de un equipo multidisciplinario formado por profesionales y técnicos asociados a la industria pesquera e investigadores vinculados al quehacer universitario, se desplegó un aprendizaje mutuo, que dio como resultado el diseño, funcionalidad, definición de materiales y otros para la construcción de la componente.

2.- Modelo Productivo: Corresponde a los parámetros ambientales de cultivo determinantes en la formulación del Modelo Productivo.  Para la obtención de los resultados la investigación consideró 2 siembras de juveniles las que se ejecutaron entre abril de 2014 y abril de 2016.

Se evalúo, en ese periodo, el comportamiento adaptativo de los ejemplares de Seriola lalandi a los sistemas de cultivo diseñados respecto a los parámetros en estudio: i) Densidad de cultivo, ii) temperatura,  iii) disponibilidad y calidad  de los insumos juvenil de Seriola y pellets.

Se recrearon condiciones ideales de engorda basadas en distintos escenarios según distribución estadística de tallas y bajo comparaciones observadas en mediciones reales, con el objeto de generar información que permitiera definir curvas de crecimiento, supervivencia, conversión alimentaria y otros relevantes para la evaluación económica del negocio productivo.

La temperatura fue un factor determinante en el crecimiento de los ejemplares. En este sentido, el principal desafío de la solución tecnológica desarrollada fue mantener temperatura de cultivo mayor o igual a 23ºC.

La solución tecnológica desarrollada para Seriola lalandi permite alcanzar peces de 3,5 kilos a los 13 meses de cultivo, considerando al mes 1 siembra de juveniles de 0,01 kilos.

Para mantener tasa de crecimiento lograda, es imprescindible cultivar a 23°C; en consecuencia se estimó que en Arica se debe calentar el agua de cultivo durante 9 meses de los 14 meses del régimen de engorda.

La optimización del crecimiento y supervivencia de los peces en engorda, se debe realizar a través de la mejora de la alimentación especie específica y de alevines de dorado con “calidad” para cultivo.

Es factible aumentar la densidad de cultivo mejorando la eficiencia del biofiltro.

Comparativamente el costo por metro cubico de la solución tecnológica desarrollada es de 185 US$ v/s 900 a 1.200 US$ por metro cubico para tecnologías presente en el mercado.

Opinión

Arnoldo Vilaxa UTA  “Mi experiencia de trabajar con la empresa privada ha sido bastante beneficiosa, solo que ellos van a otro ritmo, nosotros, las universidades estatales estamos sujetos al mercado público, lo cual hace que los proyecto se hagan cada vez más lentos, como también pueden fracasar.

Seguiremos trabajando con CORPESCA Y CIAM, de hecho ya tenemos ganado otro proyecto con ellos en la línea de preparación de pellet (alimento para peces) y que nosotros hemos detectado que es un cuello de botella en el caso de iniciar una pequeña o mediana acuicultura en la región”.

Rayco Karmelic CORPESCA “Para Corpesca y para mi persona, tener la oportunidad de trabajar en este proyecto ha sido enriquecedor, ya que hemos podido vincularnos de manera más estrecha con las universidades regionales, cada uno aportando desde su ámbito de competencias y experiencias. Creo que la gran demanda internacional por proteínas y alimentos hace necesario involucrarse en proyectos que permitan diversificar y dar mayor sustentabilidad a la industria alimentaria.

Para nadie es un misterio que el sector acuícola nacional está entre los diez mayores productores del mundo. Sin embargo, esta gran industria no sólo está poco diversificada, la producción de salmónidos explica más del 90% de las exportaciones del sector, sino que también está focalizada, se desarrolla como actividad productiva, principalmente desde la X región al Sur. Además presenta signos claros de deficiencia tecnológica que derivan en un estancamiento y desaceleración productiva y muy poco interés para desarrollarla en otras regiones de Chile.

Considerando lo anterior, considero relevante tener la oportunidad de participar en estas iniciativas que estoy seguro son las precursoras del surgimiento de la acuicultura de otras especies en la zona Norte de Chile.

A partir de la conformación de un equipo multidisciplinario formado por profesionales y técnicos asociados a la industria pesquera e investigadores vinculados al quehacer universitario regional, se desplegó un aprendizaje mutuo, que dio como resultado un prototipo de producción  de bajo costo, altamente eficiente, amigable con el ambiente que optimiza parámetros de cultivo, para la etapa de engorda del recurso Dorado.

Los inicios fueron duros, la ciencia y sus investigadores tienen tiempos y espacios muy distintos a los nuestros. Fue un aprendizaje mutuo de colaboración virtuosa que está dando frutos. En noviembre del 2015 partimos con un segundo bach de cultivo (donde aplicamos todo lo aprendido) logrando resultados que nos tienen muy contentos. Nos llegaron a la Unidad Piloto ejemplares de dorado  de 200 gramos que a Julio del 2016, con 8 meses de cultivo en nuestras instalaciones, pesan sobre 2,5 kilos.

Con respecto a incursionar en nuevas iniciativas, podemos mencionar el proyecto, ya en curso, llamado “Dietas Funcionales” que busca formular un alimento específico para la especie Seriola Lalandi, con la finalidad de  mejorar parámetros de cultivo y promover la salud de los peces en cultivo, ojalá con insumos de la zona.

Nuestra empresa está totalmente abierta a participar de nuevos proyectos de investigación junto con las universidades regionales, ya que estamos seguros que es el camino correcto para lograr con innovación y creatividad, satisfacer de manera sustentable la creciente demanda de alimentos y proteínas a nivel mundial.

2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *